Alimentos antioxidantes: descubre todas las ventajas de su consumo

Se habla mucho, y en todas partes, de antioxidantes, alimentos antioxidantes y propiedades antioxidantes. Pero, en realidad, ¿qué son los antioxidantes y por qué son tan importantes para la salud? A continuación, te lo explicamos:

La oxidación

La oxidación es un proceso químico que se reduce a la interacción del oxígeno con algún tipo de célula.

Este proceso se produce naturalmente y es esencial para el mantenimiento de un organismo y un cuerpo sanos.

Sin embargo, hay casos en los que la oxidación puede dañar, incluso matar, algunas células.

Las células deterioradas se convierten, por su parte, en los llamados radicales libres.

Estos radicales libres son la verdadera causa de preocupación.

Radicales Libres

Por lo tanto, las células dañadas por la oxidación se describen en el término radicales libres.

Estas moléculas “libres” tienen un número impar (o no emparejado) de electrones.

Para estabilizar su composición molecular, van a buscar otros electrones, procedentes de átomos sanos en el cuerpo, para robar.

Sin embargo, al quitar estos electrones de las células sanas, los radicales libres desencadenan una reacción en cadena de robo de electrones. Esta reacción compromete la salud y puede ser devastadora para el cuerpo.

Este proceso perjudica a las células, daña el ADN y facilita la aparición de una serie de enfermedades, como enfermedades cardíacas, cáncer, Parkinson, entre otras muchas.

El cuerpo puede luchar, naturalmente, contra la cantidad normal de radicales libres formados, pero factores externos, como las toxinas procedentes de la contaminación, por ejemplo, generan cantidades anormales y excesivas con las que el cuerpo no puede lidiar.

Y aquí es donde entran los antioxidantes y los alimentos con propiedades antioxidantes.

Antioxidantes: ¿qué son?

Los antioxidantes son sustancias químicas naturales, como vitaminas, minerales y otros nutrientes, que pueden donar electrones a radicales libres, neutralizándolos.

Así, suministrando electrones, los antioxidantes estabilizan los radicales libres y ayudan a detener la reacción en cadena de robo de electrones.

Por lo tanto, el cuerpo está provisto de un sistema de defensa compuesto de antioxidantes.

Sin embargo, muchos antioxidantes considerados esenciales sólo se suministran a través de la alimentación, específicamente a través de alimentos ricos en antioxidantes.

Alimentación rica en antioxidantes

Como ya sabe lo que son los antioxidantes y cuál es su función fundamental, conozca los alimentos que debe consumir para garantizar una buena cantidad de antioxidantes en su vida cotidiana.

Centre atención en la ingestión de antioxidantes betacaroteno, licopeno, antocianinas, luteína, selenio, vitamina A, C y E.

Los principales antioxidantes

Carotenoides

Son los pigmentos presentes en varias plantas que confieren los colores rojo, naranja y amarillo. Los más comunes son:

Betacaroteno, Alfacaroteno

Las mejores fuentes de estos antioxidantes son: tomate, guisantes, albaricoque, zanahoria, calabaza, melón, papaya, mandarinas y mango.

Licopeno

Puede encontrar este antioxidante en la sandía, tomate, toronja, papaya, guayaba y pimientos rojos.

Luteína

Encontrado en hojas verdes como kale, espinacas (también rico en zeaxantina, otro antioxidante), coles gallegas, brócoli, coles de Bruselas, calabacines y berros son excelentes fuentes de luteína.

Flavonoides

Tienen propiedades antiinflamatorias y neuroprotetoras y los más encontrados son:

Antocianinas

Antioxidantes encontrados en las bayas, como arándanos, frambuesas y fresas, uvas, ciruelas, cerezas y berenjenas.

Flavonoles

Pertenecen a ellos la quercetina, miricetina, isoramnetina y kaempferol. Encontrados en manzanas, cebollas, bayas y en los tés verde y negro.

Flavanoles

La catequina se encuentra en los tés blanco y verde, así como en el cacao.

Isoflavonas

Presentes en leguminosas y soja.

Flavonas

Incluyen los compuestos luteonina, crisina, apigenina y baicaleína encontrados en perejil, pimientos, apio y tomillo.

Vitaminas

Vitamina A

El carotenoide betacaroteno se convierte en vitamina A, así que busque esta vitamina en los mismos alimentos ricos en betacaroteno. Las coles, la calabaza y el melón también son excelentes fuentes de vitamina A, así como el aceite de hígado de bacalao, la mantequilla, el queso cheddar, los huevos y la leche.

Vitamina C

También conocida como ácido ascórbico, son fuentes de vitamina C la piña, frutos cítricos, melones, kiwi, fresas, mangos, pimientos, espinacas y brócolis.

Vitamina E

El brócoli es también una buena fuente de vitamina E, así como espárragos, acelga, oleaginosas, semillas de girasol, aguacate y aceites vegetales (aceite de oliva, aceite de canola y de palma).

Taninas

Potentes desintoxicantes se encuentran en bayas, oleaginosas, leguminosas, cacao y bebidas como café, té, cerveza y vino.

Selenio

Encuéntralo en semillas de girasol, avena, champiñones y nueces.

Resveratrol

Producido por las plantas como respuesta al estrés, infecciones o lesiones, se encuentra en el vino tinto, cacao, cacahuetes, arándanos, arándanos y en la piel de las uvas.

Isotiocianatos

Tóxicos en grandes cantidades – compuestos ricos en azufre – se encuentran en vegetales crudos como el brócoli, la coliflor, el repollo, la rúcula, el wasabi y los rábanos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*