Aceite de oliva: conociendo todos sus beneficios

Actualmente, sabemos que la nutrición influye de forma directa en la calidad y la expectativa de vida de las personas, lo que puede representar veinte años más de vida.

Ciertos comestibles son tan esenciales que jamás debemos dejar de incluirlos en nuestra nutrición. Los consejos presentados son bien simples de ser incorporados en nuestra rutina de dietas y van a marcar gran diferencia en la calidad de vida; gracias a las excelentes características del aceite de oliva en relación con nuestra salud.

Hablaremos del aceite de oliva, que tiene propiedades increíbles, como, por servirnos de un ejemplo, un sinnúmero de ácidos grasos. Son trece géneros de grasa sana y, aparte de actuar como antioxidante, eludiendo enfermedades crónicas, renueva las células, limpia la basura del organismo, es una enorme fuente de omega tres y omega nueve y actúa llevando las partículas de colesterol malo para ser eliminadas en el hígado.

Precisamos grasa buena en nuestro cuerpo para poder efectuar nuestras actividades. El aceite de oliva ha de ser prensado en frío, con una acidez máxima del 1 por ciento y venderse en vidrio obscuro. No debe consumirse de ningún modo si está envasado, en tanto que hay un gran peligro de contaminación por aluminio.

El aceite de oliva no debe calentarse, puesto que pierde sus propiedades, lo que hace que se transforme en grasa trans y entre en el nivel del resto aceites vegetales. En consecuencia, ha de ser un finalizador de plato.

Debemos emplear de una a dos cucharadas al día como máximo, en lo que se refiere al consumo de aceite de oliva. Cuidado cuando vaya a adquirirlo, lo mejor es tener en cuenta la composición del producto, y si es posible, comprar la opción extravirgen, ya que suelen ser las de mejor calidad (fáciles de conseguir y bodegas y supermercados).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*